miércoles, septiembre 28, 2022
InicioPlanesquiCuriosidades y consejosDe las primeras tablas de esquí a los sistemas más revolucionarios, un...

De las primeras tablas de esquí a los sistemas más revolucionarios, un paso de vértigo

La evolución que ha experimentado el esquí en las últimas décadas en España ha sido vertiginosa. Desde aquellas primeras tablas de madera que se sujetaban con unas simples correas a la última tecnología que, cada temporada, y hoy ya basada en la fibra de carbono, conquista las estaciones, el avance ha sido y es imparable. Una evolución, sin embargo, insignificante, si echamos la vista atrás buscando los precedentes del esquí tal y como se entiende en la actualidad. Groenlandia, Rusia o China fueron los escenarios donde, por primera vez, el hombre se calzó algo parecido a una tabla de esquí. La necesidad, como tantas otras veces, es la hermana mayor de una afición que cada vez gana más incondicionales.

Las tablas modernas aparecieron en el siglo XIX

Aunque fueron los americanos los primeros que, en el siglo XIX, se preocuparon de idear unas tablas que ya se podrían considerar modernas, lo cierto es que los europeos -principalmente, noruegos y franceses-, enseguida tomaron la delantera en este campo. En este momento es cuando comienza a tenerse en cuenta el diseño para mejorar el giro. Asimismo, se da un paso importante en las fijaciones. Comienzan a concebirse las ideas del material de esquí actual.
Durante los primeros años del siglo XX se pueden encontrar ya los precedentes más cercanos de las tablas modernas.

Salvando las distancias lógicas con la actualidad, ya en los primeros años del 1.900 aparecen tablas similares a las que hoy se utilizan. Eran de madera, más largas que las actuales. Y un hecho que marcó a partir de entonces la diferencia, era que estaban concebidas para deslizarse y con una visión lúdica y deportiva, muy apartada del objetivo que había primado desde entonces: el desplazamiento, la caza y, en una palabra, la supervivencia.

Materiales cada vez más ligeros

Materiales cada vez más ligeros, cambios en la espátula, el patín o la cola y construcciones adaptadas a las tendencias deportivas han ido definiendo, en los últimos años, los diseños que hoy que hoy utilizan los profesionales. Una opción que, cada temporada, salta de las pistas de competición al aficionado, que puede sacar partido a las mejoras que van incorporando los deportistas a sus equipos. Avances tecnológicos al servicio del deportista para sacar el máximo rendimiento a la nieve.
En definitiva, hoy existen tantos tipos de esquí como, prácticamente, preferencias y utilidades. Hay esquís de pista y de fuera pista. Hay tablas freestyle y poivalentes. Medidas, pesos y cotas que se ajustan a casi todos los gustos, modalidades, categorías y niveles. Sólo hay que tener en cuenta dónde y cómo se van a utilizar.

Dejar respuesta

Por favor dejar tu comentario!
Por favor coloca tu nombre

spot_img

Más Populares.

Comentarios recientes.