lunes, septiembre 26, 2022
InicioEsquiar en el Pirineo AragonésAstúnTendencia: la nieve que viene en las estaciones

Tendencia: la nieve que viene en las estaciones

Crear tendencia. Es el objetivo de las estaciones de esquí recién terminadas las navidades. La apuesta por las nuevas tecnologías y lograr mantenerse en la vanguardia de la nieve son los retos que se plantean los centros invernales para 2018.

Son muchas las novedades que se incorporan a las pistas para esta temporada. El mundo de la nieve avanza a pasos de gigante, como también lo hace el nivel de exigencia del esquiador. Ya no sólo basta con una buena pista y unas buenas condiciones para el descenso. El usuario de las estaciones de esquí quiere algo más: quiere tendencia; quiere un fin de semana especial. Quiere nuevas sensaciones. Dormir en iglús, marcar huella o esquiar por la noche son algunas de las posibilidades que hoy ofrecen las estaciones. Algo impensable hace tan solo unos pocos años.

Tendencia y nuevas experiencias, la apuesta de las estaciones de esquí para 2018

Y en esta vorágine, sin olvidar, por supuesto, la nieve, juegan un papel muy importante las nuevas tecnologías.  En pocos años, los partes continuamente actualizados, con imágenes en directo de las pistas, y otros datos de vital importancia para que la jornada de esquí sea un éxito hacen impensable olvidar el teléfono móvil cuando se acude a la montaña. La configuración de agendas específicas de actividades paralelas -con un importante impulso a la gastronomía a pie de pistas (https://www.guiarepsol.com/es/gastronomia/top-de-gastronomia/restaurantes-en-estaciones-de-esqui/)- es otro de los puntos fuertes de la carrera por los primeros puestos en el ranking de los esquiadores.

Sorprender al esquiador

Las estaciones de esquí tienen claro que, para estar de moda, tienen que buscar nuevas sensaciones. La tendencia es, según los expertos, tratar de sorprender al esquiador. Pero no sólo al deportista, sino también al acompañante. Por eso, es necesaria una apuesta por fórmulas low cost, que permitan ofrecer paquetes atractivos, especialización en ciertos segmentos de público y, sobre todo, captar nuevos clientes. De ahí que, en los últimos años, se hayan fomentado los forfait conjuntos entre estaciones.

La tendencia a la unión también es física, como sucede con los servicios de autobús entre distintos centros invernales (por ejemplo, el snowbus de Astún, el bus blanco de Aramón o el freebus  de Vallnord). Sin olvidar la introducción de nuevas actividades y la potenciación del après ski, un aspecto hasta ahora más descuidado en las estaciones españolas en comparación con el resto de Europa. Ese es, sin duda, el camino que seguirá el sector en los próximos años.

https://youtu.be/pjZtFXmyuyc

Sin embargo, hay que decir que, esta temporada, la apuesta por la innivación es una constante. Por ejemplo, en Baqueira Beret, el 65% de la estación puede ser cubierta tras la última inversión en cañones. También Candanchú presume de haber apostado fuerte por la innivación de sus pistas, ampliando la zona susceptible de innivación en un 30%. Y, en Masella, se han instalado nuevos cañones (https://es.wikipedia.org/wiki/Ca%C3%B1%C3%B3n_de_nieve) para explotar el potencial de nuevas zonas. Aramón ha incorporado en sus estaciones máquinas pisapistas para mejorar la calidad de la nieve, como también lo ha hecho Sierra Nevada y La Molina.

En definitiva, las estaciones de esquí tienen claro que es necesario crear tendencia si quieren sobrevivir a los retos que, hoy por hoy, se plantean en el sector turístico.

Dejar respuesta

Por favor dejar tu comentario!
Por favor coloca tu nombre

spot_img

Más Populares.

Comentarios recientes.