lunes, marzo 8, 2021
Inicio Planesqui Nieve La alimentación para una jornada de esquí

La alimentación para una jornada de esquí

El esquí es un deporte completo, de resistencia, que trabaja aeróbicamente grandes grupos musculares, siendo una actividad que consume muchas calorías en forma de grasas, hidratos y proteínas, por lo que debemos prepararnos nutricionalmente para su práctica si no queremos desfallecer, bajar el rendimiento, etc.

Por ello, debemos tener en cuenta la alimentación, para practicar el esquí de forma correcta.

alimentación esqui

 

 

Desde planesqui.com hoy te damos estos consejos para que disfrutes de una jornada de esquí perfecta:

 

Desayuno. La primera comida del día es muy importante. Es fundamental que aporte un buen nivel de calorías: café, zumo, tostadas (mucho mejor si son de aceite de oliva), yogur, queso, cereales… son excelentes opciones para empezar la jornada.

Comida. La pasta es la mejor opción, ya que se trata de hidratos de carbono y por lo tanto nos será de gran ayuda para reponer las energías. El arroz también es una buena elección.

Deberá ser comida ligera y de fácil digestión, ya que sino nos sentiremos pesados para el resto de la jornada. Por descontado, evitaremos el alcohol, que supone un riesgo para mantener unos correctos reflejos en la pista.

Algunos esquiadores prefieren cambiar la comida por un tentempié a media mañana y un sandwich al mediodía. Es forma de aimentación es una opción válida, pero si la eliges te aconsejamos como tentempié  frutos secos o una barrita de cereales, que aportarán todas las proteínas consumidas. En cualquier caso, siempre es recomendable parar un poco para ingerir estos alimentos, lo que nos servirá también para descansar y reponer fuerzas.

Cena. Es del momento de descanso tras una dura jornada de esquí, por lo que nos la tomaremos con calma y relajadamente. Es recomendable tomar una sopa o consomé caliente, seguido de una ensalada y pescado. El queso, o cualquier otro producto lácteo es una excelente opción como postre.

Por otra parte, siempre es recomendable llevar algún alimento encima, que nos ayuden a reponer fuerzas en cualquier momento, como frutos secos, galletas de arroz o bebidas energéticas.

La hidratación también es fundamental, antes, durante y después del ejercicio, ya que con la ropa de abrigo y el ejercicio físico se aumenta la sudoración.

Y tú, ¿cómo te alimentas en tus jornadas de esquí?

 

Artículo anteriorNevadon en vallnord
Siguiente ArtículoFormigal celebra su 50 aniversario

Dejar respuesta

Por favor dejar tu comentario!
Por favor coloca tu nombre

Más Populares.

Comentarios recientes.