sábado, octubre 1, 2022
InicioPlanesqui¡Hey! playa

¡Hey! playa

Por fin. Primer viaje y de los que me gustan a mi. Dentro de nada empieza la temporada veraniega, el sol se acumula en el cielo ya tapado por unos cumulos de nubes y la gente no se anima aun, pero los reales los que conocemos la sensación de bailar sobre el mar sabemos que da igual que haga sol o nieve. Por eso mi amigo y yo, uno de mis amigos famosos sin nombre, decidímos salir de aventuras con muy poco dinero en la cartera y muchas ganas. Para que este tipo de viaje salgan bien necesitas dos o tres cosas clave: la primera que te mueras de ganas de surfear, la segunda evitar compromisos y la tercera que el desorden no te vuelva loco. Ahora entendereis el porqué de la cuestión.

recien levantados en somo

Sabía que ibamos a salir cualquier día de semana santa, depende de las olas como siempre, pero el aburrimiento y las ganas pudieron con nosotros asique decidimos salir el martes por la noche. De una hora para otra estabamos montando el coche lanzando mi tabla nueva a estrenar y la tabla de bodyboard nueva de mi amigo. Hicimos comida para aguantar una semana casi, como he dicho ibamos a viajar para ahorrar todo lo que podíamos. Hicimos dos kilos de pasta y dos de arroz y cogimos lo necesario, tomate frito, atún, maíz y cosas asi que no se estropean en las latas. Cogimos mantas pues ibamos a dormir en el coche que es lo más barato y doloroso del mundo y tiramos millas. Los viajes por la noche son los que más me gustan, la tranquilidad te rodea, solo puedes hablar y escuchar música además sabes que no te pierdes ninguna ola. LLegamos a nuestro destino principal aunque sabíamos que lo ibamos a ir modificando: SOMO. Que maravilla de sitio, si quieres un viaje con buen rollo de surf hay que ir. Un skatepark maravilloso al lado de la playa todo lleno de cultura de surf y skate. Despues de muchos meses sin hacer un viaje deseaba meterme y aunque el mar estuviese bajo cogimos el neopreno y nuestras tablas y fuimos al agua. Un inicio malos, me estaba costando adaptarme a mi nueva tabla, estaba frío y pensaba que se me había olvidado surfear y cuando el mar perdió toda su fuerza nos salimos a descansar un rato. A partir de aquí ocurrió lo mejor.

entrada a somo

Teníamos más presupuesto del que pensabamos asique cogimos carretera manta y las tablas y decidimos hacer viaje a lo caravana por cantabría. Es maravilloso conocer gente y lugares nuevos. Primero paramos en Loredo tenía que recordar buenos tiempos y aunque todo estaba muy cambiado sigue siendo un lugar maravilloso que trae buenos recuerdos a mi memoria. Fue una pena que los primeros días el mar estuviese muy bajo aunque fue esto lo que nos hizo movernos a buscar sitios, me hubiese gustado probar mi valía en Loredo otra vez. De ahí fuimos a Langre. Ese spot me tiene maravillado, su belleza es deslumbrante es como un paraíso en el norte. Una carretera mala entre maizales que bordea un acantilado vertiginoso en el cual se encuentra un pequeño parking natural y unas escaleras que bajan al cielo. Una playa entrante pequeña y perfecta con unas olas ordenadas como si fuese un domino eterno. Lo único malo de esta playa es que entra poco mar y después del primer día en el cual recuperé mi capacidad para bailar en la ola, no volvio a entrar el mar. Dormir ahí también es una experencia y un poco terrorífico, pues el anochecer en mitad de la nada es muy bello pero causa agobio y soledad. El jueves nos levantamos de nuevo en Langre pero el mar estaba platiiiiisimo,

langre bello

era inviable surfear, asique aprovechamos que estabamos gozando de un tiempo increible para acercarnos a un pequeño spot al lado de la playa del ajo que se llama la playa de antuerta….. QUE MARAVILLA!!!! Nos acercamos a ajo porque los dos lugares donde entra más mar en cantabria son ajo y liencre. Pero encontramos esto y no pudimos hacer otra cosa que disfrutarlo aunque no hubiese una misera ola.

antuerta, hay que buscarla

Después de un día de relax volvimos a langre a dormir y por la mañana otra vez nos quedamos sin olas, asique cogimos las tablas, la comida y la casa y nos fuimos a liencres. Tengo que recuperar muchisimas fotos y videos, pero la bajada a liencres es maravillosa. Una carretera de pinos que recorre unas curvas peligrosas que te llevan a la playa de valdearenas. Liencres fue nuestra ultima parada pues es una playa egoista y tenia todo el mar que no había en todo cantabria. Es una playa enorme que tiene 3 picos buenos a dos lados distintos de la playa y que cambian mucho de uno a otro. Disfrute como un chiquillo probando que estoy mejorando mucho, intentando conseguir algun rentry y disfrutando de alguna ola laaaaarga de esas que no puedes evitar sentirte libre de responsabilidades.

liencres picos.

tengo muchas más fotos e historias y sin embargo he tenido que contar esto de prisa y corriendo porque es demasiado contarlo todo en una sola entrada. Tengo que contar como ha ido con mi nueva tabla, contar mis mejores olas del finde, como vivir con demasiado poco dinero como para vivir etc. pero por ahora termino aqui. La única pena esque no tengo fotos mías surfeando pero os dejo una mía disfrutando

disfrute y felicidad

Artículo anteriorSurfcamp en SOMO del 20 al 25 de Julio
Siguiente ArtículoExamenes.

Dejar respuesta

Por favor dejar tu comentario!
Por favor coloca tu nombre

spot_img

Más Populares.

Comentarios recientes.