lunes, marzo 8, 2021
Inicio Esquiar en el Pirineo Aragonés Astún Enoturismo y montaña, la combinación perfecta

Enoturismo y montaña, la combinación perfecta

Enoturismo, montaña, deporte, aventura,… O relax. ¿Por qué elegir si se puede tener todo?

Las preferencias del viajero evolucionan y, casi al mismo ritmo, lo hacen los destinos turísticos. Conscientes de ello, las estaciones de esquí y los destinos de montaña se afanan en buscar un plus de especialización. Algo más con lo que poder sorprender al cliente más exigente. Un valor añadido que, en muchos casos, han encontrado en el paladar. La cultura del vino está de moda.

El enoturismo creció en 2017 más de un 18 por ciento en España, según los datos que maneja la Asociación Española de Ciudades del Vino (http://www.acevin.es/). Ello supone que las bodegas y museos relacionados con la cultura del vino recibieron más de 3,2 millones de visitas. Y no hay que olvidar que muchos de ellos se encuentran en el área de influencia de alguna estación de esquí.

Enoturismo, naturaleza y deporte ganan espacio en las nuevas tendencias

Aunque podría pensarse que sólo las estaciones de esquí más próximas a las zonas tradicionalmente vitivinícolas pueden ofrecer esta experiencia, lo cierto es que prácticamente en todo el territorio nacional se pueden descubrir interesantes propuestas que permiten combinar el disfrute de la montaña con el amor por la enología. O, simplemente, vivir el placer de catar un buen caldo al mismo tiempo que se disfruta de la naturaleza.

La Rioja es uno de los destinos top cuando hablamos de la combinación vino y montaña. Valdezcaray es una apuesta segura para cualquier plan que pase por la cultura del vino. A menos de una hora en coche de la estación, el viajero se encuentra inmerso en la cuna de los mejores caldos. De hecho, la visita a bodegas históricas, como las de Haro, es obligada.

ENOTURISMO. El Somontano, en las pistas de esquí.

Sin embargo, la relación entre bodegas y esquí no es tan reciente como pudiera parecer. Ya hace unos años, el grupo Aramon (Montañas de Aragón) mantenía un convenio con Enate para promocionar la Denominación de Origen del Somontano en los centros invernales de la región. No hay que olvidar que en la comunidad aragonesa existe una antigua cultura de la enología y sus estaciones, tanto las del Pirineo como las de Teruel, están a pocos kilómetros de bodegas con gran prestigio.

Los viñedos más altos de España

Como curiosidad, hay que destacar que en el Pirineo Aragonés, pero en la zona más occidental, tras la recuperación de garnachas centenarias en el Valle de Hecho, se elabora el Vino de las Nieves. Se trata de un lugar donde los viñedos crecen en condiciones extremas de alta montaña: son los situados a mayor altitud de España. Merecen una visita si se está esquiando o en las proximidades de Astún, Candanchú, Panticosa o Formigal.

Las denominaciones de origen de Ribera de Duero, Rueda o Toro pueden ser también una opción interesante si se está esquiando en La Covatilla, San Isidro, La Pinilla o cualquiera de los otros centros de invierno de Castilla y León. De hecho, en León, la Ruta del Bierzo está consolidada y es una de las más recomendables. Lo mismo sucede en Galicia con la estación de Manzaneda: la excusa perfecta para descubrir el mítico Albariño de Fefiñanes, en el corazón de la Ruta del Vino Rías Baixas. Sólo hace falta un poco de tiempo y ganas de disfrutar.

Rutas de enoturismo

No son las únicas propuestas. En nuestro país, existe cerca de una treintena de rutas que forman una sólida base para la práctica del enoturismo. Y muchas de ellas, se encuentran cerca de la montaña o de un centro invernal (https://www.wineroutesofspain.com/ver/2457/Rutas-del-vino-.html). Está claro que el enoturismo es un valor al alza en España, y más cuando se combina con deportes de invierno o de montaña. Un plan perfecto que cada vez es más apreciado por el viajero.

Dejar respuesta

Por favor dejar tu comentario!
Por favor coloca tu nombre

Más Populares.

Comentarios recientes.