jueves, septiembre 23, 2021
InicioEsquiar en la Cordillera CantábricaAlto CampooRutas en coche para conocer España desde las principales estaciones de esquí

Rutas en coche para conocer España desde las principales estaciones de esquí

Rutas históricas, turísticas, naturales, culturales… son el complemento perfecto para una escapada a la nieve.

Sin embargo, en ocasiones, la oferta es tan amplia que cuesta decidirse, principalmente porque no se dispone de todo el tiempo que sería deseable para poder disfrutar al máximo de la experiencia. En estos casos, lo mejor es planificar el viaje con antelación. No es necesario renunciar a una jornada de esquí para poder disfrutar del entorno. A veces, basta con un poco de organización. En unas pocas horas, y con un plan de viaje bien diseñado, se puede llegar muy lejos.

Rutas de color blanco

Así, una escapada a la nieve es la mejor excusa para descubrir el entorno. Lo primero que hay que tener en cuenta es si se trata de un viaje en pareja o en familia. O, por qué no, en solitario o con amigos. Sólo hay que definir bien el objetivo para optimizar el tiempo y sacar el máximo partido a la escapada.

Estos son algunos ejemplos de rutas que permitirán descubrir lo más interesante de cada territorio. Todas ellas parten de centros invernales. Por supuesto, es sólo una propuesta… las posibilidades son infinitas y las combinaciones no tienen límite.

Pirineo

Pirineo Aragonés: Si se ha elegido como destino Astún o Candanchú, hay que visitar los pueblos del Valle del Aragón y no olvidarse de Jaca. El Monasterio de San Juan de la Peña, las Cuevas de las Güixas en Villanúa o los Valles Occidentales de la Jacetania esperan al visitante con los brazos abiertos. Pueblos con encanto y con historia. En el caso de Formigal-Panticosa, el Valle de Tena ofrece verdaderas joyas: Biescas, Sallent, Tramacastilla… Tanto en un valle como en el otro, es muy fácil pasar a Francia y descubrir el sur del país vecino.

Pirineo Catalán: La lista de sugerencias es interminable, pero se puede tomar como referencia Baqueira Beret, con el Valle de Arán como telón de fondo, con sus 33 pueblos dispuestos a mostrar los tesoros más escondidos del Románico. Vielha, Vilamós, Arrós o Bosost son pueblos con encanto que trasladan al visitante a otra época. La Molina y Masella son la excusa perfecta para visitar la Baixa Cerdanya, con Das o Meranges o Puigcerdà, donde no hay que perderse su muralla ni su lago artificial.

Cordillera Cantábrica y Sistema Ibérico

Cordillera Cantábrica: En la Cordillera Cantábrica, a partir de San Isidro, se puede visitar León, con su Catedral, el convento de San Marcos o sus legendarias murallas. También merecen una visita las cuevas de Valporquero. Astorga o Ponferrada son parada obligada. Si optamos por Alto Campoo, hay que conocer el Palacio de los Hornillos (donde se rodó la película de Los Otros, de Amenábar), el Monasterio de Santa Clara (en Aguilar de Campoo), el castillo de San Vicente de Argüeso o Reinosa, sin olvidar la casa solariega de los Ríos Mier en Proaño. Asimismo, el nacimiento del Río Ebro, en Fontibre, es otro importante punto turístico. Valgrande-Pajares es un buen pretexto para descubrir Gijón, Oviedo y Avilés.

Sistema Ibérico: Javalambre-Valdelinares ofrece una ruta muy particular. Mora de Rubielos, Puertomingalvo y Alcalá de la Selva son pueblos que merecen, al menos, un vistazo. Puertomingalvo es  Conjunto Histórico-Artístico y Bien de Interés Cultural (BIC) y uno de los pueblos más bonitos de España (https://www.lospueblosmasbonitosdeespana.org/). El pasado histórico de Alcalá de la Selva, a escasos kilómetros de Valdelinares, es su mejor tarjeta de visita. Por último, en el caso de Mora de Rubielos, pueblo de nobles y castillos, fue parada del Cid en su paso hacia Valencia.

Sistemas Central y Penibético

Sistema Central: Tomando La Covatilla, en Béjar, como referencia, las rutas a seguir son numerosas: se puede optar por conocer Salamanca, la villa ducal de Alba de Tormes, Ciudad Rodrigo, La Alberca Candelario o Miranda del Castañar. En dirección contraria, el Valle del Jerte y Cáceres o, incluso, Portugal. Todo depende del tiempo del que dispongamos para descubrir veredaderos rincones de ensueño.

Sistema Penibético: Sierra Nevada lleva consigo la llave para una de las ciudades más bonitas de España: el Albaicín -Patrimonio de la Humanidad-, el Sacromonte o el Generalife no se pueden ignorar en Granada. Como tampoco puede pasarse por esta tierra sin dejarse seducir por el encanto de La Alpujarra.

En resumen, con un poco de tiempo y algo de espíritu aventurero, una ruta en coche puede suponer el mejor complemento a una jornada de esquí. Los centros inverenales son la excusa; el resto, lo pone el espíritu viajero.

 

 

Dejar respuesta

Por favor dejar tu comentario!
Por favor coloca tu nombre

spot_img

Más Populares.

Comentarios recientes.