lunes, marzo 8, 2021
Inicio Esquiar en la Cordillera Cantábrica Alto Campoo Nieve a medida la tendencia de moda

Nieve a medida la tendencia de moda

Nieve perfecta. ¿Qué significa esta frase?

Probablemente, las respuestas son infinitas. Tantas como los gustos y preferencias de cada esquiador. La estación ideal no existe, pero cada vez son más los centros invernales que buscan esas caracterí­sticas diferenciadoras que los hacen únicos. Ese matiz que hace que se decanten por ellos los principiantes, o los expertos, o los que buscan emociones fuertes. O, simplemente, los que quieren pasar unos dí­as tranquilos disfrutando de su deporte favorito.

Los gestores de las estaciones de esquí­ son conscientes de que para competir ante un consumidor que cada vez es más exigente, es preciso tener las cosas claras. Una apuesta limitada por un sector de público concreto es garantí­a de éxito. Es la fórmula mágica que, desde hace unos años, aplican las estaciones de esquí­ en su búsqueda por fidelizar a sus clientes. Y de paso, por qué no, explorar nuevos nichos de mercado. Potenciales consumidores que buscan algo más que deslizarse por una montaña nevada.

Nieve en todas las versiones, para que sea más fácil disfrutarla

Cada vez es más frecuente encontrar estaciones con apellido. Es decir, centros invernales destinados a un tipo concreto de cliente. Por ejemplo, si se trata de buscar estaciones pensadas para aprender a esquiar, en el Pirineo Aragonés está Candanchú  – con una decena de pistas sencillas y jardín de nieve-. Panticosa y Cerler también son una buena opción para los primeros pasos en la nieve. Igualmente, hay que tener en la agenda Baqueira, Vallter y La Molina, en Cataluña. Grandvalira, en Andorra, y Sierra Nevada completan la lista para debutantes. Hay que decir que Grandvalira, Sierra Nevada y Baqueira tienen además algunas pistas consideradas entre las mejores de Europa.

Hay otras estaciones que han buscado ofrecer nuevas experiencias al amante de la nieve. Por ejemplo, ya se puede practicar esquí­ nocturno en Sierra Nevada, Masella o Formigal. O conducir en circuitos de nieve en Astún o en Vallnord. Tavascán, Navacerrada o Valdezcaray no se pueden obviar a la hora de pensar en experiencias fuera de pista. Y también existe ya una lista de centros invernales que destacan por su oferta de restauración. En ella se encuentran, por ejemplo, nombres muy conocidos en el panorama culinario español vinculados a las estaciones de Formigal, Baqueira, Alto Campoo o Manzaneda.

Low cost

Sin embargo, una lista que siempre hay que tener a mano es la de las estaciones low cost. Es importante, en este sentido, recurrir a motores de búsqueda o a ofertas puntuales, si bien hay que tener en cuenta algunos nombres: La Covatilla, Alto Campoo, Vall de Núria o Cerler son buenas opciones si se combina el precio del forfait y el alojamiento. No obstante, la oferta y la demanda influyen bastante  a la hora de encontrar la escapada más económica en cada momento, por lo que la mejor opción es comprobar periódicamente las propuestas turí­sticas y hacerlo a través de agencias turísticas u operadores especializados.

Lo cierto es que son bastantes las diferencias que existen entre las estaciones de esquí­, que, cada vez más, tienden a la especialización. Un sector, el del esquí, que todaví­a tiene mucho que decir.

Dejar respuesta

Por favor dejar tu comentario!
Por favor coloca tu nombre

Más Populares.

Comentarios recientes.